¿Qué tipo de analista desearias ser?

Para ganar en bolsa algunos piensan que hay que ser adivino con el fin de predecir hacia donde irá el valor, otros piensan que simplemente es suerte y hay otros que confían en su intuición “femenina”. Bien, aquí nadie es adivino. En este mundo la suerte no existe ya que la subida o bajada de la cotización de un valor se rige por lo que esté dispuesta a pagar la demanda y a lo que la oferta desee vender. Y tampoco hay que confiar en nuestra intuición “femenina” ya que puede jugar malas pasadas, recuerda que los sentimientos hay que dejarlos apartados en bolsa como expliqué aquí.

Lo cierto es que aquel que sepa predecir mejor el futuro, ganará en bolsa. Quien acierte como posicionarse en un valor (alcista o bajista) y sepa sacarle el máximo partido tendrá la capacidad de hacer grandes cosas, pero: ¿en que se basan los traders (con criterio claro está, cualquiera puede ser trader) para conocer como se comportará en un futro una acción? Existen dos corrientes de análisis de la situación de un valor llamadas análisis técnico y análisis fundamental.

Por una parte, los analistas técnicos utilizan los gráficos como herramienta de trabajo, también son llamados chartistas, el nombre proviene de la palabra inglesa chart (gráfico). Éstos basan sus predicciones en el pasado, es decir, creen que si un valor se ha comportado de una manera determinada en el pasado también lo hará en el futuro. Para sus predicciones utilizan todo tipo de herramientas ,que plasman sobre los gráficos, como resistencias (punto en el cual un valor resiste a subir ya que hay muchos operadores que quieren vender a ese precio), soportes (contrario a la resistencia, en este punto muchos demandantes desean comprar y es difícil que el valor traspase el soporte), líneas de tendencia (marcan si la tendencia del valor es alcista o bajista y en que medida), medias móviles (son medias de sesiones anteriores, suelen ser de 20, 50 y 200 sesiones, esto depende también de que tipo de inversor seas) y un sinfín de complejos indicadores que permiten al chartista predecir el camino que seguirá el valor. Todos los analistas técnicos se basan en los mismos patrones. Se puede llegar a pensar que el método realmente funciona ya que todos realizan lo mismo, es decir, si hay muchos chartistas que  venden cuando se rompe el soporte (la cotización de la acción baja por debajo del soporte) por miedo a que el valor baje mucho, acabará bajando porque todos han vendido. Un analista técnico tiene muy claro donde hay que entrar y salir del valor gracias a los gráficos, así a la vez que realiza su orden de entrada también pone otra de salida (con un stop loss) limitando así sus perdidas y evitando preocupaciones por sucesos inesperados.

Por otra parte,  los analistas fundamentales analizan empresas. Su análisis se basa en que el valor de una acción es el flujo descontado de los beneficios futuros de la empresa. Para esto realizan predicciones sobre los beneficios futuros centrándose en la situación de la empresa, sus balances, cuentas de perdidas y ganancias, nuevos productos, competencia, demanda, además de muchas variables que influyen en los beneficios futuros. Las variables son tanto microeconómicas como macroeconómicas. En definitiva, utilizan factores económicos, sociales y políticos que puedan afectar a la oferta y la demanda de la acción con el fin de elaborar meticulosos informes sobre la situación de la empresa. De este modo su objetivo es recopilar la máxima información posible y convertir esta información en cuentas de resultados provisionales que se puedan descontar para hallar el valor actual de la acción. Así pueden llegar a la conclusión de que el valor de la acción esta por encima de lo que debería estarlo, es decir, está sobrevalorada, y si es así vender. Sin embargo, si creen que la acción de la empresa en cuestión está infravalorada o que tiene mucha proyección y sus beneficios futuros serán muy elevados, comprarán. El análisis fundamental es muy difícil de llevar a cabo ya que es muy complejo y analizar 4 o 5 empresas puede llevarte un período aproximado de un año. Por tanto un analista fundamental realiza inversiones a largo plazo de las que prevé que obtendrá grandes rentabilidades. Los analistas fundamentales se basan en indicadores como el PER (Price Earnings Ratio), que se calcula dividiendo el precio de la acción entre el beneficio por acción y muestra si el precio es correcto en función de los beneficios que reporta, el EV/EBITDA (Enterprise Value to Earnings Before Interests Taxes, Depreciations and Amortizacions), este mide el valor bursátil de la empresa respecto a sus beneficios. Otro indicador es el DY (Dividend Yeld) que muestra la rentabilidad por dividendo, se obtiene dividiendo el dividendo de la acción por el precio de la acción. Existen más indicadores pero espero que os hayáis hecho una idea del estilo que son. Éste es el análisis más puro y en el que los economistas se basan.

Pero no todo es blanco o negro. Un analista técnico también debe tener conocimientos sobre la situación de las empresas en las que está invirtiendo, así como leer noticias para ver como reaccionan los valores frente a ellas. También los analistas fundamentales observarán gráficos históricos de la empresa en cuestión tanto para ver cual ha sido su evolución y que camino puede tomar como para saber donde entrar y donde salir en el momento óptimo.

Yo personalmente soy un analista técnico, considero que es la mejor opción para un inquieto observador que busca obtener rentabilidades elevadas. La ventaja del charting es que puedes saber la situación de un valor con una simple ojeada que no te ocupa más de 30 segundos. Esto te permite seleccionar los valores más atractivos para ti, para más tarde analizarlos exhaustivamente. Así construirás tu propia cartera de valores que podrás seguir con facilidad, permitiéndote actualizar tus ordenes de manera rápida cuando sea conveniente. Además no es necesario estar cada día pendiente de lo que hace el mercado, es más, siendo sincero, no leo noticias económicas sobre las empresas en las que invierto,  confío en los gráficos y en que hay muchas más personas que piensan como yo y tirarán el valor hacia arriba. Y si por cualquier circunstancia el valor llegase a caer, estoy tranquilo ya que tengo órdenes de salida siempre activas y sin caducidad en puntos estratégicos.

Ahora ya conoces las dos grandes categorías de analistas que operan en bolsa pero no debes  olvidar que tipos de inversores hay muchos. Por ejemplo, no realizarán las mismas operaciones ni entrarán en los mismos valores un señor con 50 años que busca gestionar sus ahorros por su cuenta, que un joven de 20 que desea obtener grandes rentabilidades y asumir riesgos. Se puede operar a corto plazo (menos de un año), medio plazo (entre uno y tres años), a largo plazo (más de tres años) e incluso a day-trading, una modalidad en la que no se está en un valor más de un día bursátil.

Hay que tener en cuenta que estas arriesgando dinero de verdad y que cuesta mucho ganarlo y el hecho de arriesgar dinero provoca nerviosismo y tensión. Muchos traders que gestionan grandes fondos han sufrido infartos o problemas de corazón por la incertidumbre del mercado, así que opera con cabeza y con dinero que no necesites. Encuentra tu sitio y se honesto.

0 thoughts on “¿Qué tipo de analista desearias ser?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *