Primer mes en Alemania

Hallo Leute!

Tras el primer mes en tierras alemanas creo que ya puedo empezar a sacar conclusiones sobre esta tierra y sus costumbres. Como siempre hablamos de economía, intentaré ir publicando curiosidades o información que crea relevante para entender el motor económico europeo. Una peculiaridad alemana es que no acostumbran a tener grandes metrópolis, no obstante viven 80 millones de habitantes en todo el territorio. Les dejo el enlace a las mayores ciudades alemanas y verán que sólo hay 4 que sobrepasan el millón de habitantes, curioso si más no. Antes de continuar me gustaría situar el Land (Región) desde el que escribo, Hessen.

La capital es Wiesbaden, ciudad conocida por los alemanes por su elegancia, casino y aguas termales. Es una gozada pasear por sus calles, mezcla zonas multiculturales con distritos poderosos rodeados de edificios gubernamentales. Mi conclusión es que la gente que trabaja en la City de Frankfurt (y se lo pueden permitir) viven aquí ya que está a menos 30 minutos en coche. Una delícia de ciudad, limpia y cuidada.

Casino de Wiesbaden

A 15 minutos en tren, Mainz se muestra como una ciudad más modesta, de acogida y estudiantil. Los primeros días sentía que Wiesbaden era demasiado aristocrática y que Frankfurt tampoco se mostraba accesible, en cambio Mainz fue una grata sorpresa. Aparte de tiendas y calles auténticas, Mainz es el lugar en el que Johannes Gutenberg inventó la imprenta. Como he dicho anteriormente, no son grandes ciudades en las que perderse y hay que entender la visita a la región en conjunto.

Centro de Mainz

Siguiendo el rastro a Gutenberg, se sabe que vivió unos años en un pueblecito llamado Eltville. Les explico esto ya que enumerando pueblos costeros del Rin, podríamos seguir con Oestrich-Winkel (lugar en el que está la European Business School y donde curso el intercambio), Geisenheim (el pueblo en el que vivo) y Rüdesheim am Rhein (atracción turística por excelencia). Estos y otros pueblos, componen Rheingau. La comarca está muy orgullosa por sus vinos, historia medieval, naturaleza y tranquilidad. Como curiosidad, algo muy normal es trabajar en Frankfurt, vivir en Wiesbaden y retirarse en estos pueblos (alternando viajes a Mallorca, claro está).

Rüdesheim am Rhein

Para finalizar, no me olvido de la ciudad más conocida de Hessen. Frankfurt am Main no es la capital administrativa de Hessen, quizás un símil podría producirse entre Washington D.C. (Wiesbaden) y New York (Frankfurt) salvando todas las distancias (que no son pocas…). En Frankfurt viven unos 690.000 habitantes, es la quinta ciudad más poblada de Alemania y se le conoce por sus rascacielos y una baja tasa de desempleo (1%). Pero creo que el dato relevante es el del Land de Hessen, 5.9% (la de Alemania es 6.8%), más info. Para nosotros, dato nada despreciable, no?

Frankfurt Skyline

Frankfurt tiene el tercer aeropuerto con mayor número de pasajeros de Europa tras Londres y París, cuenta con la Deutsche Börse (corazón de las finanzas alemanas) y con las sedes de todas las compañías importantes del país. Mi impresión es que esta ciudad no es para vivir, ni tampoco para hacer turismo. Es una ciudad pragmática, para trabajar, con un eficiente sistema de transporte público, poco orientada a las familias y con altos contrastes de poder adquisitivo. Tiene una visita de dos días si te apasionan los rascacielos y te parece curiosa la plaza de Römerberg.

Plaza de Römerberg

Por hoy, esto es todo. Espero que les haya parecido interesante, el próximo artículo intentaré que trate sobre cosas del día como reciclaje, alimentación, transporte, costumbres, etc. Se aceptan peticiones.

Tschüss!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *