Pague usted en la isla de al lado (o en la que quiera)

“ We’re not accusing you of being illegal, we’re accusing you of being inmoral “ Margaret Hodge, Presidenta de la Comisión de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes del Reino Unido.

Uno de los grandes retos que tendrá Europa  en los próximos años será la unión fiscal. Ahora mismo, cada Estado tiene cierta libertad para poner los impuestos que quiera. Por ejemplo, hace unas semanas Rajoy anunció en el Cercle d’Economia que bajaría el Impuesto de Sociedades del 30 al 25 %.

La modificación de este impuesto me ha recordado algo que sucedió hace poco tiempo, y que provocó que Margaret Hodge pronunciara la cita que hay al principio…

En octubre del 2012 un reportaje de la agencia de noticias Reuters denunció algo que era un secreto a voces: varias multinacionales utilizaban la “ingeniería contable” para no pagar impuestosen el Reino Unido. Se centraron en el caso de Starbucks, que en los años previos prácticamente no había pagado impuestos alegando  que no tenía beneficios en el Reino Unido. En algunas ocasiones incluso habían afirmado  no sólo que no habían tenido beneficios sino que habían tenido pérdidas.

Básicamente lo que Starbucks hacía era transferir sus ingresos a su filial en Holanda, donde se beneficiaba de una fiscalidad más favorable. Allí es donde tenían su sede central para Europa  y también donde tostaban los granos de café.

A raíz de la investigación de Reuters se formó una comisión parlamentaria para intentar aclarar el asunto y ante esa comisión  tuvieron que pasar directivos de varias empresas.

Al final no se consiguió demostrar que estuvieran cometiendo un delito de forma explícita, aunque a los parlamentarios como a la señora Hodge les pareció algo bastante inmoral, ya que era  poco creíble  que empresas como Starbucks tuvieran pérdidas en el Reino Unido.

Todo esto provocó que muchos ciudadanos británicos empezaran a plantearse una   campaña de boicot contra Starbucks, y quizás por esta razón, o por otras, Starbucks aceptó pagar más impuestos en el Reino Unido.

Dos años después, en  abril de 2014, Starbucks finalmente ha anunciado que traslada  su sede central europea a Londres y que pagará sus impuestos allí.

Aquella comisión también investigó a Amazon, que utilizaba una filial en Luxemburgo o Google, que pagaba  los impuestos a través de una sociedad en Irlanda (y prácticamente no pagaba nada en los otros países. )

En realidad estas empresas no están cometiendo ningún delito, simplemente se limitan a conseguir el máximo rendimiento aprovechando las reglas del juego. Si eres un accionista que únicamente se preocupa por sus dividendos futuros  querrás que tu empresa consiga maximizar sus beneficios. Y si  la empresa sabe que por ejemplo,  el Impuesto de Sociedades en Irlanda es la mitad que la media europea o que en la isla de Man no se paga Impuesto de Sociedades…

 

Probablemente no estén haciendo nada ilegal. Aunque algunos sí que lo calificarían de inmoral.

Por cierto, Starbucks ha cambiado la sede holandesa por la de Londres poco después de que el gobierno británico haya anunciado nuevas ventajas fiscales para empresas extranjeras.  Pero seguro que sólo ha sido casualidad. Como el hecho de que tuvieran muchas ganas de pagar impuestos ante una amenaza de boicot. La vida está llena de casualidades.

Y no digo que aquella amenaza fuera ni buena ni mala, sólo constato que el feedback entre una empresa y sus clientes siempre es algo importante a tener en cuenta.

Y al final, si las leyes lo permiten son libres de decidir si pagan en una isla o pagan en la isla de al lado. De momento, ésas son las reglas del juego.

Precisamente hoy, 11 de junio de 2014, se ha sabido que la Comisión Europea ha abierto una investigación contra Irlanda, Luxemburgo y Holanda por los acuerdos fiscales con grandes compañías como Starbucks o Apple.  De hecho Bloomberg, la agencia de noticias y servicios financieros, ya especulaba la semana pasada con esta posible investigación.

Habrá que ver como acaba todo esto. Y habrá que ver si la unión fiscal acaba llegando a buen puerto. Pero eso ya es otra historia.

Referencias:

Artículo de la agencia Reuters que desató la polémica

Artículo de Bloomberg

Aitor Muñoz, estudiant de 2n d’ADE i col·laborador de Pompeunomics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *