Oferta y Demanda en el 25-N

Estamos a lunes 19 de noviembre, venimos de una huelga general en semana de campaña electoral (cosa que no me parece normal) y el lunes que viene ya sabremos qué sera de nosotros (políticos levitando por encima de nosotros como elegidos o filósofos que decidirán nuestro porvenir). Pues que queréis que os diga, ni me defendieron el día 14 ni me van a salvar el día 25, con la llegada del mesías un mes antes de lo habitual.

Vayamos por partes, el 14-N hubo la segunda huelga general en el mandato de Mariano Rajoy encabezada por los sindicatos y colectivos sociales de diversa índole. No me parece mal, en absoluto. Tienen multitud de motivos para manifestarse, para quejarse o para dejar de trabajar ese día concreto (los que aun tengan trabajo) pero éste es el quinto año de crisis (tomando el 2007 como inicio) y sólo se empezaron a mover a partir del 2010, miren qué les traigo.

Vemos que la infografía es de La Razón, cosa que no sería lo más conveniente para sustentar afirmación alguna pero la fuente es el BOE, entendiendo que los números son correctos, podemos sacar conclusiones. ¡Qué sorpresa eh! Vemos que a partir de 2010 es cuando las subvenciones empiezan a perder fuerza y su pataleta empieza a tomar más volumen público. 

Es sobradamente conocido la fuerte subvención que reciben tanto sindicatos como patronales o partidos políticos. Creo que sería más sano para todos, poder elegir libremente quién queremos que nos represente y a partir de ahí pagar nuestra cuota de abonado. De este modo conseguiríamos que los que se hacen llamar defensores de los trabajadores lo fuesen de verdad, no del dinero público que reciben por estar politizados.

Hemos escrito demasiadas líneas sobre crisis, política, subvenciones y todo lo que queráis, así que por mi parte el tema de la huelga lo dejamos aquí que cada vez me da más pereza. Los derechos y el futuro no se lloran ni se protestan, se forman y se trabajan ya sea estudiando o trabajando y si no lo puedes hacer aquí lo haces donde te dejen, pero no nos rindamos tan fácil que parece que puede ser lo más cómodo, sobretodo para los jóvenes.

Así que una vez hemos pasado la huelga general, nos asomamos a unas nuevas elecciones en Cataluña. Para ir de cara, siempre me he considerado catalanista, incluso independentista y muy cercano a las ideas de CiU. Pero esta vez no me verán, ni ellos ni ninguno.

El 11 de septiembre vimos un pueblo pidiendo algo tan sencillo como un referéndum, qué quizás lleve a la independencia -o no- pero al fin y al cabo, que les dejen escoger qué desean ser y con quién desean vivir, hasta aquí no hay problema alguno. Los diferentes partidos se fueron colocando en la línea de salida, tomando posiciones sobre el nuevo panorama que se nos presenta entretenido, movidito para qué engañarnos.

CiU, mejor dicho CDC, se enrolló en la senyera y con Artur Mas al timón empezó a poner camino a Ítaca. Le aplaudo y me parece una estrategia demasiado hábil adelantar elecciones para seguir 4 años más en el poder, cuando su gestión en el gobierno deja tanto que desear. Por otro lado tenemos al señor Duran, la noche y el día. No sé qué pasará, pero CiU me parece la menos indicada (viendo su historial) para llevar a buen puerto este deseo de un pueblo, están jugando con demasiadas ilusiones para acabar conformándose con una triste mejora del financiamiento, son muchos años amb els Convergents. AH! Que no se me olvide, menuda campaña de promoción electoral se marcaron eh, nada partidista. Que no se os pase por alto, hay que votar!!

Yo no me lo creo señor Mas y deje de prometer cosas tan irrisorias como que siendo independientes no tendríamos corrupción, no habrían desahucios o seríamos la Holanda del Sur. Cansa muchísimo, deje de hacer cábalas y cuentas de la lechera y convoque referéndum -con o sin- permiso de España y demuestre que está IN para todo y no sólo para cantar els Segadors

Bueno si os digo que soy catalanista y que me seduce la idea de ser independientes pues eso descarta automáticamente a PP, PSOE (ni de coña son PSC) y Ciutadans por motivos obvios. Ni que decir que PxC ya ni entra en mis quinielas y que el partido del señor Joan Herrera me parece muy noble lo que propone pero irrealista y con poco rigor económico.

Así que seguimos deshojando la margarita y nos encontramos a dos partidos independentistas como ERC o SI. El primer me parece que tiene un líder bien formado como es Oriol Junqueras y han sabido renovarse a fondo pero los ocho años en el tripartito intentando colocar dirigentes para subsistir me ha parecido de las cosas más obscenas que hemos visto en política. ¿Se acuerdan del tunning del señor Benach no? Busquen, busquen.

Por lo tanto nos queda SI, y pocos puntos negativos les encuentro salvo uno. Me parecen demasiada sesgados y además Joan Laporta no es santo de mi devoción. Según ellos seremos el no va más de país, no nos faltará de nada, etc. Ver unicornios volando, la verdad es que no me motiva en exceso, necesitamos política real y dejar de ser fantasiosos.

Así, que tras más o menos 900 palabras os digo que estoy cansando. Muy cansado de politiqueo, de sociedades con sus miras desenfocadas atacando a la economía antes que a los políticos.

¿Y a quién votaré? No, lo siento. Esta vez no votaré, cuando haya referéndum diré que sí obviamente, pero a día de hoy ningún partido político me representa y votar al menos malo tiene un coste que no me apetece asumir, sacrificar 10 minutos de mi único día libre de la semana. ¿Egoísta? Bueno, quizás se lo deberían hacer mirar al fin y al cabo se trata de una simple oferta y demanda, tan cruda como real.

0 thoughts on “Oferta y Demanda en el 25-N

  1. Hola Àlex, Estoy totalmente de acuerdo con el diagnóstico que haces de la situación, tampoco encuentro que ningún partido político me represente. Habiendo votado a CiU en las últimas elecciones, me siento defraudado, igual que tu, y mucha otra gente, aunque igual por motivos distintos. En mi casa, sobre 5 personas con derecho a voto, solo 2 tenemos claro que hay que ir a votar cueste lo que cueste, y las otras 3 dudan sobre si hacerlo o no por los mismos motivos que tú. No voy a defender la gestión de CiU, ni la de ningun otro partido, ya que ha sido, y sigue siendo, en todos los casos, a mi parecer, lamentable. Pero, sin embargo, creo que si tú no votas, si 3 personas en mi casa no votan, y si muchos otros no votan, perdemos todos. Habrá quién piense que una abstención masiva tendría un efecto sobre nuestros políticos, pero todos sabemos que eso no tiene efecto alguno. Creo que ante esta situación, sólo podemos intentar buscar coincidencias entre nuestras ideas y las de los partidos, y votar, al que, por lejos que esté, más se acerque (si, votar al menos malo dicho de un modo elegante). Si lo piensas, eso es lo que haces constantemente a diario. Cuando con un presupuesto de 500€ para comprar un coche de 2a mano no hay ningún Audi a la venta, tendrás que escoger entre un Fiat y un Citroen, ambos de más de 20 años, e intentar sacarle el máximo rendimiento que puedas. Lamentablemente, en nuestro país, esa es nuestra opción, políticos mediocres y de la vieja escuela, pero no por ello podemos dejar de votar. Así que te animo, igual que seguiré animando en mi casa, a que votemos, porque si no participamos, no tendremos ni Fiat ni Citroen, si no un triciclo pagado a 500€.

    1. Muchas gracias Luis por tu comentario, agradezco el tiempo que te has tomado en entrar en nuestro blog y en comentar.

      Entiendo tu punto de vista e incluso lo comparto, pero no creo necesario el votar cuando no se va a decidir nada ni patriótico ni económico. Las elecciones no tienen sentido cuando te endeudas sin medida y las políticas están tan centralizadas como es el caso de Cataluña con España, y España a su vez con Europa (aka Alemania). No somos amos de nuestro destino y es lógico, cada semana celebramos que estamos más endeudados ya que el Tesoro “ha colocado con éxito más deuda”. No me parece mal que se centralice todo desde Europa, pero tampoco que nos tomen el pelo, prefiero no votar y que nos gobierne un tecnócrata “profesional” de una vez por todas.

      Creo que los políticos son el reflejo de un país, así que quizás no es causa de algo sino consecuencia. Malos políticos hay en todos los lados y no es el motivo principal de nuestra crisis, quizás el motivo de tal desastre económico es que cuando se delinque a según qué nivel las consecuencias brillan por su ausencia.

      Es un cúmulo de cosas, quizás por verlo ahora con 20 años y ser más drástico, pero en una cuestión tan capital como elegir los gestores de los fondos públicos o se hace bien y mantenemos una presión fiscal alta o eliminamos estas cacicadas que sólo hace que mantener su estatus quo y sustraer las pocas rentas del trabajo que generan los ciudadanos.

      Un saludo!

  2. Hola, antes de nada decir que llevo poco tiempo siguiendo Pompeunomics, pero no podría estar más satisfecho. Así, paso a comentar el artículo.

    Estoy muy de acuerdo con la parte de los sindicatos y sus subvenciones. Al final, no puedes esperar que lo “den todo” contra aquellos que les mantienen. Los sindicatos serán necesarios siempre que haya injusticias laborales por mucho que las reformas de nuestros gobiernos les quiten poder, pero si los sindicatos dependen cada vez menos de sus afiliados y cada vez más del gobierno, sus objetivos cambian igual. Y esto se aplica de la misma forma a la patronal o a los propios partidos políticos.

    Aun así, se justifican a sí mismos argumentando que son los únicos que tienen tal capacidad de movilización como para convocar una Huelga General. Falso. Llevamos años viendo como movimientos sociales nacidos completamente independientes organizan protestas cada vez más multitudinarias, y con la sumatoria de motivos que no dejan de dar los diferentes gobiernos, en mi opinión esta tendencia irá a más.

    Aunque sí que difiero en ideología (no me considero catalanista, ni españolista, sí catalán y español, pero nada más), coincido otra vez con el análisis que haces del comportamiento de cada partido.

    Eso sí, difiero completamente de la conclusión final de no ir a votar. Está claro que es importante tener en cuenta el voto útil y puede resultar más “sensato” centrarse en los partidos que hay en el Parlament, pero si ninguno de ellos te convence, ¿directamente no votar? Me parece una simplificación de la política brutal. En Cataluña tenemos más variedad, eso sí, pero ese planteamiento es el que mantiene el bipartidismo en España. Sin ir más lejos, si no tuviéramos en cuenta a los partidos fuera del Parlament, en este artículo no estarías teniendo en cuenta ni Ciutadans ni Solidaritat, que nacieron de 0 hace relativamente poco.

    Si no votamos, no es que simplemente no le estemos dando nuestra representación a ningún partido, es que además dejamos impunemente que nos representen aquellos que NO queremos que lo hagan.

    Saludos.

    1. Hola Jordi, me alegro que te hayas incorporado a nuestros lectores y agradezco tu comentario.

      Tienes razón, hablo de partidos del grupo mixto e incluso cito PxC que son una banda experta en el marketing dañino. El tema de votar a partidos minoritarios a veces lo veo como un tema un poco idealista ya que fíjate en el parlamento griego, es una olla de grillos en los que no hay manera de pactar, el país esta fracturado y lleva una estabilidad importante.

      Quizás sí que los deberíamos tener en cuenta pero considero que el número de partidos no es el problema sino la cantidad de poder que pueden llegar a obtener “sólo” por ser elegidos. No se limitan a los puestos gubernamentales sino que desde empresas públicas a organizaciones “satélite” me parece escandaloso, es por ello que entiendo que los políticos son y serán así.

      Como apunto en el comentario anterior, quizás el problema es la ley y la poca separación de poderes que hay en este Estado junto a la impunidad legal a según qué esferas por esa poca “libertad del gobierno” y tampoco creo que los independentistas quieran eliminarla, es un incentivo demasiado perverso para los candidatos.

      Por muchas protestas que se promuevan por la vía democrática hay cosas que sólo se deciden a través de un parlamento y ellos son los que deciden (no sugiero otras vías ni me resigno a cambiarlas) pero sólo pretendía con este artículo demostrar el tema de sindicatos/patronal/partidos políticos y el descontento general de una parte de gente que pueda pensar como me he explicado.

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *