Marketing Episodio V: El Nerd Contraataca

Así es amigos del “internés”, este pequeño y gran invento (un tercio es porno) ha determinado nuestras vidas hasta el punto de estar reunido con tus compañías en cualquier taberna de poca monta y estar WhatsAppeando con ellos mismos. Créedme, ocurre. A través de la red de redes y de su última actualización con el “boom” del Social Media, las empresas están sufriendo grandes cambios en su  reputación corporativa que afectan a sus campañas de comunicación y promoción.

Como hemos observado antiguamente, las marcas que se ofrecían mediante la erótica tradicional eran muy escasas, debido a ello el consumidor no debía rebanarse los sesos a la hora de elegir producto, basicamente porque no había donde elegir. Gracias a esta “novedosa”dinámica, el consumidor cada vez está adoptando una posición de mayor exigencia siguiendo una línea de activismo social. Ya no es sólo la importancia de vender la marca, sino en saber que hay detrás de estas.

Debido a la innovación comunicativa los consumidores tienen un mayor acceso a la la linea de marcas y por ello la influencia de la marca “alpha” importa cada vez más, ya que el campo de batalla es pequeño y los luchadores van aumentando. Se han realizado numerosos estudios tanto a ejecutivos y empresarios como a consumidores entorno a como está evolucionando la reputación corporativa de las marcas en esta realidad la cual cada vez es más incierta debido a que hay una mayor asimetría informativa. Dichos estudios se realizaron con el objetivo de asesorar a los ejecutivos de marketing a adaptarse al entorno actual que afecta a los stakeholders.

A continuación se plantean 6 puntos que definen la reputación que debe de tener una empresa, asumiendo así que a partir de estos días, deben asociar tanto marca, producto, empresa y reputación corporativa y no separarlos como antaño.

1. Una marca corporativa es tan importante como una marca o marcas de producto
2. La reputación corporativa proporciona un seguro de calidad en los productos
3.Cualquier desconexión entre la reputación corporativa y la de un producto afila la navaja de la reacción del consumidor
4. Los productos llevan a la discusión, con la reputación pisando los talones
5. Los consumidores le dan forma a la reputación de forma instantánea
6. La reputación corporativa contribuye a generar valor de mercado para una compañía

La reputación corporativa no es lo único que se ve afectado por la aparición de la “arroba”, sino también sus modelos de negocio y venta. La esencia de lo “Free” es lo que se ha instaurado en este mundo virtual, y todo aquello que pueda costarle un valor monetario añadido a mis consumidores no entra en este modelo de negocio. No obstante no se puede ser tan precipitado, sobretodo en aquellos sectores basados en la información como la publicidad.

Hay muchos negocios en internet que han demostrado que siguen teniendo éxito ofreciendo una linea premium a sus consumidores. Véase Spotify o Google, empresas que en su momento empezaron ofreciendo contenido gratuito y actualmente disponen de diferentes paquetes de productos premium que un usuario debe pagar por utilizar. Por qué? Es muy simple. Aquel que es popular y conocido tendrá mayor facilidad para llevarse a la chica desmpapanante (Lo sé, soy un pesado utilizando ejemplos de fachada sexual) de taberna. Primero te has de posicionar para luego vender. Primero han de saber que existes para luego comprarte. Y en un universo tan masificado y con tanta competividiad como es internet es una buena estrategia a seguir. Por ello, primero ofrece contenido gratuito, pero de calidad. Y una vez obtengas posicionamento en tu “target” objetivo, desarrolla nuevos productos que puedan satisfacer su demanda y que te puedan aportar un beneficio mayor. No obstante, sigue manteniendo aquel producto gratuito o de bajo coste que posiciona tu marca en el mercado, ya que también podràs obtener financiación y beneficio gracias a la Publicidad Low Cost.

Sin embargo, que ocurre con aquellas empresas que ofrecen un producto basado en la información? Si vamos a los más gigantes, las redes sociales, podemos ver que la gran mayoría se financian con publicidad o vendiendo información que adquieren de sus usuarios a clientes (empresas) que la requieran. Pero y si en algún momento esto no diese beneficios? Qué ocurriría? A Facebook y Twitter nada, porque no les va a ocurrir. No obstante muchas empresas como editoriales sí que han sufrido el duro golpe de las nuevas tecnologías de la información, este cambio no les supone un beneficio directo, sino más bien una pérdida de ingresos. No deberían de haber cambiado de peluquero.

La sociedad internáuta no está educada o asentada en la filosofía de que la información es poder, y por supuesto no estarían dispuestos a pagar por ella. Debido a este cambio, muchas empresas que se basan en la publicidad y en la comunicación tienen la dificultad de posicionar el valor de sus productos frente a los gigantes anteriormente mencionados.

En conclusión podemos decir que la acampada del “internés” ha provocado que los modelos de negocio no terminen de conocer cual es su camino a seguir. Ayer llegaron las redes sociales, es posible que marquen un nuevo modelo de negocio de cara a la venta online (de momento no está funcionando), mañana…. ¿Quién sabe?

0 thoughts on “Marketing Episodio V: El Nerd Contraataca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *