Las mariposas decidirán si “the party is over”

Si es usted un inversor con cierta experiencia, la siguiente imagen debería serle familiar:

 ¿Cómo? ¿No le suena? Vaya, creo que usted no podrá  ser directivo de Goldman Sachs.

Pero empecemos por el principio…

En el año 2001, el economista Jim O’Neill publicó un documento titulado: Building Better Global Economic BRICs. Dos años más tarde también publica: Dreaming with BRICs: The Path to 2050.

En esos documentos, este directivo de Goldman Sachs  recogía datos macroeconómicos de Brasil,  Rusia, India y China y los comparaba con otros países, destacando el gran potencial de los BRIC para liderar el crecimiento mundial en un futuro no muy lejano.  Es verdad que en el primer informe no se mencionaba a Sudáfrica  pero en el 2º  se dejaba la puerta abierta a una eventual incorporación al bloque de los Bric , ya que intuía el potencial tanto de Sudáfrica como del resto de países del continente africano.

A partir de estos informes empezó a crecer el interés por estos países y al cabo de un tiempo se empezó a utilizar el término “bric” para algo más que para hablar de un envase de zumo.

Cuando EEUU y Europa entran en crisis (2007-2008)  aumenta el interés por estos países.  Sin embargo, cuando se recuperan, una parte del dinero también vuelve. A medida que los países más desarrollados vuelven a ofrecer buenas oportunidades para invertir y/o especular,  las Bolsas de estos países emergentes empiezan a vaciarse y se producen repatriaciones de capital, depreciaciones monetarias, etc.     Y es que los emergentes pueden ofrecer buenas oportunidades pero también grandes riesgos fruto de los desequilibrios propios de sus economías. En algunas ocasiones, el dinero puede llegar a ser muy cobarde.

 En el último informe  World Economic Outlook elaborado por el FMI  y publicado hace unas semanas,  ya se apuntaba una corrección a la baja de las perspectivas de crecimiento de estos países. A pesar de todo, muchos analistas y organismos internacionales siguen pensando que estos países son clave para explicar el crecimiento de la economía mundial a corto y medio plazo.  Por poner un ejemplo: hace unas semanas S&P rebajó la calificación de la deuda de Brasil y la dejó a un paso del bono basura. Sin embargo,  un país que tiene previsto organizar un Mundial de Fútbol y al cabo de dos años, unos Juegos Olímpicos, no debería temer por falta de inversión extranjera en sus activos financieros, infraestructuras, etc.

Por cierto, hay que recordar que Standard & Poor’s es la misma agencia que en 2008 le daba la mejor nota posible (AAA) al banco Lehman Brothers. Poco antes de que quebrara el banco  afirmaban que invertir en él no tenía ningún riesgo.

Y lo cierto es que  el FMI también se ha equivocado en algunas ocasiones, tanto en los pronósticos como en sus recetas para resolver las diferentes crisis.

Pero, sin esos informes de Jim O’Neill, ¿la inversión recibida en los países Bric hubiera sido la misma o hubiera sido inferior?

Cuando alguien recomienda una inversión ¿hasta qué punto se invierte porque realmente se ve rentable y no sólo por qué lo diga alguien que ostenta un cargo determinado?

A pesar de todo eso, los Bric tiene un gran reto: dejar de ser emergentes y ser plenamente desarrollados a nivel económico, político y social. Basta con echar un vistazo a la evolución de su IDH  o de su coeficiente de Gini para ver que han recorrido un gran camino, pero que todavía les queda mucho por recorrer.

Habrá que analizar la buena (o mala) actuación de los diferentes agentes económicos  para determinar si “the party is over”  o  “the show must go on”. Quizás no se necesiten grandes cambios como las diferentes reformas pseudocapitalistas  llevadas a cabo por China (la última en diciembre de 2013).

A veces pequeñas acciones generan grandes cambios. Efecto mariposa le llaman. No sé si  O’Neill , el FMI o S&P están al corriente de eso.  Supongo que son conscientes de las consecuencias de sus actos.  ¿Verdad?

Aitor Muñoz, estudiante de 2º de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Pompeu Fabra. 

Linkedin

Referencias

O’Neill, J. Building Better Global Economic BRICs:    http://bit.ly/1e0vZb8

O’Neill, J  Dreaming with BRICs: The Path to 2050http://bit.ly/1hjHQjn

IMF  World Economic Outlook   http://bit.ly/1i0qOcU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *