La inclusión financiera en la India

Deténgase un momento y pare de hacer lo que estaba haciendo, deje de tocar lo que estaba tocando y deje de planear lo que estaba planeando. Si no fuera por los servicios financieros, seguramente lo que toca, lo que hace y lo que planea no existiría ni tendría sentido. Si no fuera por los servicios financieros no poseería el ordenador desde donde está leyendo este artículo, las llaves del BMW que tiene en su bolsillo serían inútiles porque no tendría ese coche y se quedaría sin la casa que le cubre de la lluvia cada noche. Por tercera vez, si no fuera por los servicios financieros probablemente se encontraría sentado en el suelo en medio de la calle.

La vida de tranquilidad, extravagancias y placeres que nosotros, las personas del primer mundo, podemos permitirnos es gracias a unos de los conceptos más importantes en el mundo actual: inclusión financiera. Este concepto tan importante se traduce en tener acceso a productos financieros tales como depósitos de ahorro, préstamos, transacciones, seguros, asesoramiento financiero o cambio de monedas extranjeras. No obstante, la inclusión financiera no sólo puede ser vista como una herramienta para mejorar la calidad de vida de la gente en los países avanzados. Este concepto es aún más trascendental cuando se sabe que en el mundo hay millones de personas que si tuvieran acceso a los servicios financieros, y los utilizaran correctamente, podrían comer cada día, adquirir una vivienda digna, dar una educación básica a los hijos o tener acceso a la sanidad. En resumen, sobrevivir.

Imagínese ahora una familia de la India – uno de los países más pobres del mundo con un tercio de la pobreza mundial habitando en este territorio[1] que vive, por ejemplo, con un euro al día.  En el momento en que esta familia tiene acceso a algún tipo de producto financiero, algo que en otros países damos por hecho, su destino da un giro de 180 grados. Un pequeño préstamo les permitiría desarrollar un negocio -no piense en una fábrica, piense en una paradita de frutas- y abrir una cuenta de ahorro les daría la posibilidad de ahorrar para mantener un consumo constante, pudiendo así enfrentar shocks adversos.

Por todas estas razones se ha creído conveniente proporcionar una visión clara y concisa de las tres instituciones financieras formales -las herramientas para romper la trampa de la pobreza- más importantes en la India -el país sinónimo de pobreza por excelencia- .

500 Indian Rupees (Foto: Agustí Tola)

BANCOS COMERCIALES

Para obtener una visión clara y general del rol que tienen los bancos comerciales en la India vale la pena centrarse en el estado Uttar Pradesh. Un 30% de la población en este estado, de casi 200 millones de habitantes, vive por debajo del umbral de la pobreza[2] y al mismo tiempo es la región con más cuentas bancarias creadas; casi 169 millones en marzo de 2014[3]. Esto presenta una contradicción. Si realmente los servicios financieros alivian la pobreza, como se dijo en la introducción, ¿Cómo es posible que un estado con tantas cuentas bancarias abiertas mantenga una pobreza tan elevada?

En primer lugar hay que considerar que 169 millones de cuentas no hacen referencia al mismo número de personas. Una persona suele tener múltiples cuentas debido a las facilidades que dan los bancos para abrirlas. Esto contribuye a que haya numerosas cuentas durmientes o que no estén en funcionamiento; uno de los mayores problemas en la India.

El otro factor a tener en cuenta es que muchos clientes son personas sin educación o analfabeta, así que aunque es muy fácil crear una cuenta, les resulta difícil sacarle beneficio o utilizar otros productos que el mismo banco ofrece debido a la complejidad de los requisitos y las condiciones. En otras palabras, crear una cuenta no es sinónimo de utilizar los servicios bancarios. Por estas dos razones es importante destacar que la presencia de los bancos y el número de cuentas bancarias no son indicadores fiables para medir la inclusión financiera. En cambio, otras instituciones financieras formales, como SHGs o India Post, que presentan servicios más claros y simples, pueden ser indicadores más útiles. De hecho, ninguna de estas dos instituciones citadas tiene una presencia destacable en Uttar Pradesh, un estado con una pobreza muy elevada.

INDIA POST     

La inclusión financiera como concepto y los bancos comerciales como proveedores de servicios financieros son relativamente nuevos en la India. En cambio, la existencia de India Post (oficinas de correos) se remonta a 1774 siendo durante muchas décadas el único medio que las personas sin recursos tenían para ahorrar[4]. Esta institución financiera presenta una red muy amplia de 155,000 oficinas[5] de las cuales el 90% están situadas en áreas rurales. De este modo, las oficinas de correos, con un total de 349 millones de cuentas creadas[6], tienen un papel fundamental en la inclusión financiera en la India. Además ofrece una variedad de servicios notable como seguros, transferencia de dinero, cambio de divisas o venta de monedas de oro.   El sorprendente dato de la alta inserción de India Post en la zona rural ha sido la razón por la que se ha estudiado la evolución de la pobreza en un periodo de siete años, de 2005 a 2012[7], en los cinco estados más y menos rurales según el censo de 2011[8]

Aislando el estado de Mizoram, que es el único que ha visto incrementada su pobreza, el resto de estados presentan una disminución. Es cierto que la reducción de la pobreza en los estados rurales es mucho menor que en los estado urbanos. Sin embargo se tiene que considerar que el provecho sacado a los servicios financieros y las oportunidades que éstos pueden generar en una ciudad son mayores que en un pueblo. En una zona rural la utilidad del préstamo queda limitado a aspectos relacionados con la agricultura y ganadería, mientras que en aéreas urbanas, en dónde aparece el sector terciario, se le puede sacar más beneficio.

En resumen, obtener una disminución de la pobreza tan elevada en las zonas rurales tiene mucho mérito y las oficinas de correo son responsables debido a los servicios que prestan en estas aéreas marginales y con menos oportunidades.

SELF-HELP GROUPS

Los SHGs, abreviación de Self-Help Groups, son grupos homogéneos de entre diez y veinte personas pobres, normalmente mujeres, que tienen como propósito promover y recolectar pequeños ahorros entre sus miembros. Cuando el capital ya es significativo se utiliza para ayudarse entre sí a través de microcréditos o para pedir préstamos a los bancos.

Los SHGs empezaron a promoverse hace dos décadas en la India con quinientos SHGs en total y en 2014 ya había 7,4 millones de SHGs representado a 97 millones de familias rurales, convirtiéndose en uno de los medios más importantes para fomentar la inclusión financiera[9].

Realizando un análisis más detallado, los cinco estados con más SHGs -Andhra Pradesh, Tamil Nadu, Karnataka, Maharashtra y Kerala- se pueden ver marcados con un punto negro en el mapa que muestra los estados de la India según el nivel de pobreza[10]:

La característica más vistosa es que los cinco estados con más SHGs son regiones con una pobreza relativamente baja. No obstante cabe destacar que éstos se sitúan en el sur del país por lo que pueden tener características determinadas más favorables que los estados del centro-norte, donde la pobreza es más elevada.Si se relaciona el número de SHG con variables tales como alfabetismo o ruralismo no se observan tendencias claras. En cambio, sí se aprecia una correlación positiva, del 37%, entre el porcentaje de población femenina y la creación de SHGs. Por ejemplo, Kerala, Tamil Nadu y Andhra Pradesh son tres de los estados con mayor porcentaje de mujeres en la población[11]

En resumen, que los estados con más SHG tengan menos pobreza se puede deber a muchos factores. Sin embargo, el porcentaje de la población femenina sí que determina la creación de SHG ya que suele ser una iniciativa liderada por mujeres. Y en último lugar, aunque no menos importante, nadie puede negar la importancia de los SHGs para aumentar la justicia social -eliminando la discriminación a mujeres o castas bajas, y creándoles oportunidades de desarrollo- y facilitar el acceso a servicios financieros.

Hay quien pensaría que abordar el problema de la exclusión financiera con tan sólo un tipo de institución podría aportar resultados más eficientes. En otras palabras, en vez de tener tres o cuatro instituciones financieras distintas crear sólo una, con las propiedades y las características positivas de las otras, que proporcionara servicios financieros de manera uniforme a toda la población. Este punto de vista podría ser válido y razonable en determinados países, pero no olvidemos que estamos analizando la India, la democracia más poblada del planeta. Un país en donde cada estado es un mundo distinto, con sus propias costumbres, lenguas y peculiaridades. Sería imposible que una única institución financiera fuera capaz de abarcar un territorio tan diverso. La complejidad que necesitaría esta utópica institución sería infinita. Por esta razón se cree que disponer de diferentes instituciones financieras, que diverjan completamente entre ellas, es totalmente necesario para poder llegar eficazmente a todos los rincones del país y a un mayor número de personas.

Referencias

[1] The Millennium Development Report 2014, United Nations

[2] Press Note on Poverty Estimates 2011-2012: http://planningcommission.nic.in/news/pre_pov2307.PDF

[3] Reserve Bank of India: https://rbi.org.in/Scripts/AnnualPublications.aspx?head=Basic%20Statistical%20Returns

[4] The British Postal Museum and archive: http://www.postalheritage.org.uk/explore/history/india/

[5] India Post: http://www.indiapost.gov.in/Financial_Services.aspx

[6] Mapping Financial Access: Deposit-taking in India: http://www.themix.org/sites/default/files/Dell%20India%20Savings%20Final.PDF

[7] Reserve Bank of India: https://www.rbi.org.in/scripts/PublicationsView.aspx?id=15283

[8] Government of India, Census of India 2011: http://censusindia.gov.in/

[9] Nabard report: Status of microfinance in India 2013-2014: https://www.nabard.org/Publication/SMFI_2013_14.pdf

[10] M. Tracy Hunter work. Data from Reserve Bank of India (2013): https://www.rbi.org.in/scripts/PublicationsView.aspx?id=15283

[11] Government of India, Census of India 2011: http://censusindia.gov.in/

Agustí Tola Lorente, colaborador de Pompeunomics. Graduat en Economia per la universitat Pompeu Fabra i Maastricht University. Actualment treballant a PricewaterhouseCoopers al departament d’auditoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *