España en el punto de mira

Bienvenidos de nuevo a Pompeunomics, ahora que nos renganchamos a la rutina vamos a tomarnos el post de hoy con calma y mucha filosofía, que la necesitaremos. Nos vamos una semana, y nos encontramos este “fregao” (Prima de Riesgo Española a 402 a día 5 de Abril), vamos a ver qué ha pasado aquí.

Este vídeo no es de la semana pasada, es del 15 de Noviembre del 2011. Eso días fueron los últimos que España ha vivido al borde del precipicio en cuanto a ser rescatada. ¿No habíamos mejorado ya?

Si hacéis memoria, antes de las elecciones vivimos unas semanas muy complicadas en las que Italia nos tomó la delantera en eso de estar peor de cara a los mercados y sólo un día después, el 16 de Noviembre nombró a un gobierno de tecnócratas encabezados por Mario Monti.

En nuestro país ganó el Partido Popular con Mariano Rajoy como candidato a la presidencia del gobierno, nombrando a dos hombres muy hábiles en sus filas como Luis de Guindos Cristóbal Montoro (Ministro de Economía y Ministro de Hacienda respectivamente).

Pues bien, todo “pintaba bien” de cara al extranjero: El gobierno se comprometía a efectuar reformas que resolvieran urgencias estructurales como el dualismo laboral. Intentaba llevar a cabo una reforma laboral en la línea de las existentes en el resto de Europa e incluso pudo negociar con algunos interrogantes el compromiso de déficit para el año 2013. España cumplía (dentro de sus capacidades) y Europa, el BCE e incluso los inversores tenían un punto de optimismo por lo que llegaría a hacer.

Como todo en la economía, la confianza es un bien muy preciado y muy difícil de ganar. El anterior gobierno no tardó mucho en perderla cuando prometía sin llevar a cabo sus intenciones. Y amigos, el que tenemos ahora tiene todos los ingredientes para seguir la senda que trazó el ejecutivo de ZP. Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma, en este caso fue al revés. Después de que pasaran las elecciones andaluzas y una muy tardía presentación de los presupuestos, llegó la tormenta y esta vez para quedarse.

Nuestro panorama es desolador. Europa nos pide corregir nuestras deudas ya que el gobierno se ha endeudado demasiado, quizás no en cantidad total, pero si para las posibilidades y sensaciones que ahora mismo contagia el estado Español. Por otro lado, tenemos a un gobierno que sabe que tijeretazo que haga, revuelta social y caída en picado de la economía.

Nos encontramos un país con un sistema productivo basado en construcción, turismo y un gran número de empleos sin valor añadido que necesita crecer, crear riqueza y poder pagar sus deudas. Si se recorta y se suben impuestos, la actividad económica se resiente. Total, recortes con recesión profunda o nulo crecimiento sin recortes y un Estado quebrado.

Podríamos seguir debatiendo cómo reformar, qué reformar y qué necesitamos, creo que es un debate demasiado importante como para limitarlo a un par de párrafos. Lo que si que hay que tener en cuenta es un elemento imprescindible, el Banco Central Europeo. Estos señores son los encargados de diseñar la política monetaria (tienen la máquina de imprimir euros y deciden cómo usarla para el bien común de la Eurozona) mientras que los Estados son los encargados entre otras de la política fiscal (recaudar impuestos o gasto público para impulsar la economía).

Hemos dicho que ahora mismo, el gobierno español debe corregir sus deudas y su déficit (el primero es lo que debe acumulado y el segundo es la diferencia entre ingresos y gastos que hara en un ejercicio, por ejemplo 2012), por lo tanto me inclino a que el BCE le de a la máquina de billetes e inunde de liquidez la economía europea, pero no a cambio de nada. España previamente debe llevar a cabo las reformas que debe hacer, y perdonar que os diga esto, pero lo que más importa no se ha tocado reforma laboral más agresiva y una educación basada en excelencia y no en garantía de acceso, primar a los mejores.

Creo que educación y empleo son los motores básicos de un país, después discutiremos sistemas impositivos, estructuras del gasto público o demás, pero si España tiene un 25% de paro con tanta protección y rigidez contractual como hemos tenido hacia el trabajador (debemos mirar en Europa o América) creo que deberíamos probar el otro lado de la moneda, quizás pasaremos décadas duras pero será a cambio de trabajadores y empresas de calidad con competencia y no empresas subvencionadas (públicas o privadas) ni concesiones ni proteccionismo de un gobierno hacia una empresa para que no se lleven la planta a Polonia.

Vendrán reformas, vendrán recortes, vendrán muchas dificultades pero debemos pensar que la globalización significará más habitantes chinos, indios, rusos, guatemaltecos pero con los mismos recursos, por lo tanto Europa e incluso América dejarán de ser primeras potencias mundiales y deberemos dejar paso a países como China o India.

Considero más importante un cambio de mentalidad que no cualquier lucha acérrima por unos derechos que ningún país de nuestro alrededor y mucho menos de nuestra debilidad económica tiene. Veremos como evoluciona pero si Europa y el Banco Central Europeo (Alemania en su mayor parte) no ve signos de compromiso ni ve más allá que una triste voluntad, no nos cederán su dinero a cambio de nada.

Así que estos meses serán interesantes, reformas que se quedan a medio camino, sociedad que está harta de políticos ineptos, países europeos que nos equiparan a Grecia… Agárrense que vienen curvas señoras y señores.

________________________________________________________________

Queríamos aprovechar este primer artículo para agradeceros los 500 seguidores en twitter, el buen ritmo de amigos en Facebook y las buenas cifras de visitas en esta página.

Por último os invitamos a participar a través de vuestros artículos que nos podéis hacer llegar y nuestro equipo lo revisará y os lo publicará, así fomentamos el intercambio y la riqueza de conocimientos que nos proporcionáis todos vosotros.

0 thoughts on “España en el punto de mira

  1. Buen articulo Àlex. Yo personalmente creo que es cierto que una política expansiva del BCE debe estar respaldada siempre por el compromiso de los países beneficiarios de la avalancha de liquidez. Aunque sinceramente con unas primas de riesgo en los 400pb en un contexto de contracción fiscal no es buen momento para estar pensando en el compromiso de les beneficiarios que están en la UCI coontable, el BCE debería hacer otra LTRO. Pero esta vez bien diseñada ya que las dos últimas gran parte de la liquidez emitida acabo en depósitos a corto en el mismo BCE y poca llegó a las arterias de la economía (empresas, PYME’s y consumidores). Si algún alemán lee mi comentario me matará, pero yo creo que la posible inflación que se generaría seria un mal menor comparado con los millones que se ahorrarían países como España e Italia en costes financieros.

    1. Sin duda, debería salir una buena manguera de billetes del BCE pero a mi me sigue preocupando sentar precedentes peligrosos, entregar dinero a según qué países con menos exigencias o no exigir un esfuerzo de la economía nacional ya que te paga la fiesta el contribuyente alemán. En Catalunya sufrimos un déficit fiscal por recursos que se destinan a otras regiones que no es Catalunya, esperemos que Alemania un día no se harte de despilfarrar sus recursos en los países vecinos sin que estos hagan nada como le pasa a Andalucía o Extremadura (con todos los respetos), el caso es similar pero a mayor escala creo.

      1. Primero de todo, felicidades por el artículo y el blog.
        Desde mi punto de vista el mayor problema está en la reforma del sistema financiero español y desde mi punto de vista no pasa tanto por el BCE sino por acometer de una vez por todas con una reforma financiera que clarifique la situación.
        Actualmente, las múltiples rondas de fusiones no hacen mas que empeorar la transparencia de los bancos españoles, tenemos unos bancos, pocos, que son mas o menos eficientes, pero muchos otros incompetentes y le estamos pidiendo a los eficientes que se traguen a los malos, esto lejos de clarificar la situación crea unos balances enormes pero poco claros de donde nos encontramos y las continuas restricciones que impone el gobierno en materia de aumento de las reservas crea un credit freezing que nos impide retomar la senda del crecimiento.
        Para mi la clave está en evitar el rescate, ya que este lejos de lo que la gente suele pensar, expulsa totalmente el crédito privado y lo sustituye por el público o sea nuestros acreedores que obviamente impondrán unas medidas que les aseguren recuperar su dinero prestado a costa de medidas posiblemente muy contraproducentes para el crecimiento futuro. Esto pasa por recapitalizar nuestro sistema financiero acudiendo al EFSF y dejar de mantener entidades ineficientes que viven de la liquidez bajo aval del BCE que no hace más que crear una enorme bola.

      2. Gracias por tu comentario Sergi. El tema del sector financiero es capital para que fluya el crédito en la economía real y creo que lo que apuntas es una muy buena solución pero creo que la sociedad no estaría preparada para escuchar cómo quiebra su banco y correrían a por su dinero creando un Corralito. Está claro que el gobierno asegura los depósitos, pero sabemos que la cultura financiera no es muy brillante en este país. Mantenemos estructuras ineficientes, creo que el capitalismo no se define por subvencionar perdidas y actualmente estamos sustentando a entidades deficitarias para la tranquilidad general. Veremos cómo se afronta este tema, un saludo!

  2. Abres una serie de interrogantes que precisan en primer lugar saber dónde estamos cada uno posicionados.
    quién, ¿empleos de calidad y de nivel? perfecto ¿ en qué pyme: un bar, una tienda de helados, una discoteca ?…
    somos los campeones de la clase media- media europea: les damos de comer con nuestra producción agrícola, les vestimos en Zara o en Blanco, se vienen de vacaciones a nuestras costas, … esto es lo que somos, sin lujos, sin charme, pero eficaces…. Lo malo es que desaparezca la clase media europea!

    1. Gracias por tu comentario madridremix. Creo que a corto plazo nos debemos agarrar a lo que hemos sido y somos ahora mismo, un país de servicios que compite con Turquía, Grecia o Túnez, y no pasa nada por aceptar proyectos tipo Eurovegas ya que no tenemos otra elección, pero creo que depender de demandas externas cuando nuestro potencial es tan poco trascendente es algo peligroso para nosotros. Costas? Portugal con el Algarve, Túnez, Grecia ( si no fuesen por los conflictos) serían nuestros rivales. Ropa? La fabricación se hace en China o Marruecos, la producción agrícola está subvencionada hasta niveles indecentes…

      A lo que me vengo a referir es que si queremos mantener todo lo que hemos conseguido hasta ahora, hay que ir un paso más allá y ofrecer algo más que no sea servicios baratos ya que tenemos muchos países predispuestos a aceptar este rol por mucho menos dinero a cambio. Dejemos de depender del exterior y que el exterior necesite los productos españoles como la innovación en la organización empresarial de Zara, la calidad de muchos empresarios españoles (calzados Manolo) etc. A corto plazo es impensable, pero creo que debemos cimentar nuestro futuro en algo más solido que ofrecer servicios facilmente sustituibles.

      Muy interesante debate,
      un saludo!

  3. Chapeau Sergi!. La casi obligada fusión financiera que obliga a las entidades “más eficientes” a tragarse a la basura que tenemos por aquí. Que no es poca!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *