Emprendimiento ≠ franquicias

A pocas semanas de que empiece el Salón del Emprendedor, también conocido como BizBarcelona, no puedo evitar recordar las sensaciones de años anteriores en la autodenominada “feria del emprendedor”.

El Salón del Emprendedor es un evento anual que realiza Fira de Barcelona en el recinto de Montjuïc en esta nuestra ciudad (13 y 14 de junio). Antes era conocido como el Día del Emprendedor y es la típica iniciativa promovida por instituciones públicas que tratan de resolver el problema de la baja actividad emprendedora de Catalunya (y España en general).Respaldada por los agentes económicos más relevantes del territorio como la Generalitat, el Ajuntament de Barcelona, la Diputació o las Cambras de Comerç, BizBarcelona es el gran foco de atención mediática en Barcelona para la ya de por sí medíatica palabra emprendedor.

Tuve la oportunidad de asistir en 2010 y 2011 (era gratis en aquel entonces), y siempre he salido con la sensación de que, para los grandes promotores de la iniciativa, emprender es sinónimo de franquicia. Esto quedaba reflejado en las actividades, expositores, publicidad y el ambiente.

Mientras paseabas por los pasillos de los pabellones de Fira en Montjuïc te sentías bombardeado por ofertas de franquiciadores ávidos de conseguir clientes-socios a través de maletines de venta de productos farmacéuticos y similares. No es que sea un acto reprochable, pero dar a entender que convertirte en franquicia te convierte automáticamente en emprendedor me parece poco acertado.

Por lo general, la inmensa mayoría de franquicias carecen de un aspecto muy importante, la ambición de extender el negocio hasta nuevos límites. Indiscutiblemente, hay muchas excepciones, pero un franquiciado tiende a utilizar la franquicia como método de autosustentación (en la mayoría de casos se acaba en una medida de autoocupación, como convertirse en autónomo). De por sí no representa ningún problema, pero yo veo como necesaria la ambición en los proyectos para considerarte un emprendedor.

Aquellas empresas de nueva creación con grandes expectativas de crecimiento, sea franquicia o no, deberían ser consideradas empresas emprendedoras.

Volviendo al evento, espero que este año mejor sensiblemente. La parte gratuíta del evento era, cuanto menos mejorable en ediciones anteriores. Si tienes un proyecto en marcha y deseas recibir financiación tienes a tu disposición el Finance Marketplace previo pago de 150€. De cualquier otro modo, o pagas las conferencias SIME o WebCongress o de absolutamente nada sirve pagar los 12€ de la entrada (ya de paso podrían haber puesto una entrada reducida para estudiantes, parados, etc).

Como última reflexión, me gustaría señalar que no le veo sentido al Finance Marketplace. Quiero decir que, si vives en Barcelona no cuesta nada ponerse en contacto con los inversores/asesores que asisten, son casi todos de la propia ciudad y así te ahorras 150€. Los únicos forasteros son los grandes inversores institucionales, pero para plantearte pedirle a un institucional ya debes tener un proyecto muy desarrollado y con perspectivas de futuro (en cuyo caso me parece ridículo esperar a buscar financiación durante 1 día al año).

Asisten: Banc Sabadell, BBVA, La Caixa , Institut Català de Finances, ENISA, ACCIÓ, Barcelona Activa-Ajuntament de Barcelona, Bcn Business Angels, Keiretsu Forum, CaixaCapitalRisc, Grupo Inveready, Business Angel Network Catalunya, Eix Techonova – La Salle, ESADE Business Angels, Lleida Business Angels Partners, Necotium, Ysios, Alta Partners, IDG Ventures, BcnHighGrowth, Graft Capital, Baring Private Equity Partners, Elaia Partners, Knife Capital, Kleiner Perkins Caufield & Byers

0 thoughts on “Emprendimiento ≠ franquicias

  1. En general, las Ferias han ido a menos pero el público profesional sigue teniendo ganas de ellas.
    Sin embargo y como siempre, Fira de Barcelona se equivoca en sus conceptos y año tras año, hace lo posible por asesinar sus propios eventos.
    Cuando una institución organiza un evento para hacer su propio negocio (vender m2 mas caros que en la Plaza Francesc Macià, alquilar la toma de luz y agua como si estuviéramos en medio del Sahara, alquilar moqueta como si fuera marmol de Carrara, etc.,…) y no el de los expositores y visitantes, yerra.
    Quién ha de hacer negocio es el sector profesional correspondiente y todos sus actores.
    Fira de BCN es un mastodonte antediluviano que intenta sobrevivir a costa de ser más miserable cada año y buena prueba de su mala estrategia es que ya hace más de una década que IFEMA en Madrid fagocita a Fira de BCN quitándole eventos, expositores y visitantes.
    ¿ Por qué ?
    1º. a expositores: facilidades, precios mas asequibles, ayudas en la organización, publicidad del evento, acuerdos sectoriales,….
    2º. a visitantes: entradas profesionales gratuitas, miles de invitaciones al público o a precios muy bajos según colectivo o sin coste.
    Concluyo pensando que, en Catalunya, algunas de nuestras propias instituciones son inmovilistas y adolecen de la creatividad suficiente para salir adelante.
    Son las primeras que han de liderar el cambio.

    1. Estoy de acuerdo en que Fira últimamente ha perdido el rumbo, pero también han sufrido muchos reveses. La situación económica no es la mejor, la competencia de IFEMA es muy dura y la ciudad de Barcelona tiende a ser bastante cara a la hora de realizar este tipo de eventos.

      Siguen teniendo proyectos rentables bajo la manga, pero se tiene que buscar más la internacionalización de los mismos que no la sustentación de aquellos que no tienen posibilidades. Yo veo el Salón del Emprendedor como una iniciativa de fomento del emprendimiento, donde el capital aportado es a fondo perdido, y no debería serlo. Debería ser un lugar donde hacer negocio, encontrar capital y promover iniciativas que estimulen la actividad econónmica

      1. No es de ahora que han perdido el rumbo. Por lo menos llevan 20 años sin brújula. De vez en cuando hay algún salón que fucniona ( p.ej. e-Show), pero en términos generales es un desastre.Puedes hacer pruebas:
        1. Intenta contratar un espacio en una feria. Es complejo, dificil y casi te has de re-hipotecar el piso para conseguir pagar la monstruosidad de € que vale el m2 de un espacio amortizado hace un lustro.
        2. entrar en un salón gratis es casi imposible. Solo lo consigues en eventos privados. Parece que no quieran público.
        3. pásate por cualquier Salón sectorial de menor impacto y veras que la mayoría de servicios ( bares, restaurantes, etc.), están cerrados. No les sale a cuenta abrir porque hay poco público.
        Y podría seguir pero ya no vala la pena.

  2. Estoy de acuerdo con Alex en que Fira de BCN se equivoca totalmente en sus planteamientos, pero en cuanto a ferias internacionales le da 1000 patadas a IFEMA, sobretodo gracias a la implicación del Gremi d’hotels de BCN (institución privada). Yo estuve hace 2 años en la feria del emprendedor y de emprendedor muy poco… Las instituciones que organizan la feria no entienden de que va, o quizás estoy yo equivocado, pero para mi un emprendedor no es el que quiere montar un bar (con todos los respetos que merece), si no alguien que tiene un proyecto (o empresa ya constituida) que plantea un concepto nuevo, probablemente arriesgado, y escalable a nivel internacional. Lo demás es lo mismo de siempre…

    1. Coincido contigo Luis en que Fira todavía sabe hacer algunas cosas bien y que el planteamiento detrás del Salón es erróneo.

      Por otra parte la mayoría de Salones sectoriales son bastante más pequeños y no tienen los grandes presupuestos del Salón del Emprendedor o similares y suelen correr a cargo de las instituciones patrocinadoras del evento (a veces sin la colaboración de entidades públicas). Yo lo que plantearía es si de verdad son necesarios eventos masivos como los de ocasión, salón del emprendedor, y demás que si acarrean sendos déficits (o eso tengo entendido, habría que mirar las cuentas) y cuyo retorno es cercano a 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *