El “Day-Trading”

El “Day-trading” es un tipo de “trading” apto para inversores sin problemas de corazón y amantes de la volatilidad y el riesgo. Este tipo de trading se caracteriza por realizar operaciones a corto o muy corto plazo. Conseguir el éxito en el “Day-trading” es muy difícil puesto que se necesita mucha dedicación y tiempo. Finalmente serán pocos los que consigan beneficiarse de él ya que “el resto serán presos de su propio miedo y avaricia, y todo porque a pesar de conocer las características de los mercados a fondo, no se conocen a ellos mismos”.

Tipos de trading y de inversores hay muchos pero podríamos diferenciar entre cuatro tipos de “Day-trading”. Cada inversor debe seleccionar, teniendo en cuenta sus características personales  como el capital, el plazo, el seguimiento…etc, que tipo es el correcto para él. Estos cuatro tipos de “trading” no se corresponden con cuatro tipos de operadores concretos ya que cada operador tiene su estilo propio aunque si que podríamos diferenciar seis tipos de operadores en general:

-El lumbreras: este tipo de operador destaca muy por encima de los demás de su especie, se limita a memorizar información y cifras que obtiene de la prensa y las repite una y otra vez a sus discípulos, dejándolos totalmente anonadados ante tanta aparente sabiduría. Jamás opera ni se pronuncia sobre el mercado en detalle: haga lo que haga el mercado siempre acierta.

-El adivino: este tipo es exactamente igual que el anterior, con la única diferencia que no se pierde entre datos, no disfruta buscando la admiración del resto, sino que simplemente “conoce” el futuro, sabe qué va a hacer el mercado. Tiene un 50% de probabilidades de acertar, por lo que cuando acierta está exultante y cuando falla desaparece misteriosamente y vuelve con amnesia.

-El ludópata: siente una verdadera adicción al riesgo y no atiende a nada: valor que baja un 5%, valor que compra porque va a darse la vuelta ya, y valor que sube un 10% valor que compra porque va a explotar. Debido al riesgo que asume hay veces que acumula verdaderas rentabilidades interesantes, pero su egoísmo y avaricia le impiden una retirada a tiempo, cerrando siempre con pequeñas ganancias y con grandes pérdidas el resto. Mira día tras día su capital.

-El especulador: es el tipo de operador que deja que la temporalidad de la inversión la elija el propio mercado. Detecta una tendencia o rebote y cuando se rompe o llega a una resistencia respectivamente, cierra la posición.

-El copión: Un verdadero experto en las artes del copiado y un verdadero detective. Su especialidad es el aproximarse a la mesa de otros operadores con el objetivo de retener el listado de operaciones de su víctima.

-El inversor: aquel que desconoce la existencia del verbo “vender”, no hace mas que acumular, piramidar y mantener de por vida. Es aquél que tenia las acciones de Terra a 12€ para luego llegar a 153€ y venderlas cuando valían 3€.

El objetivo de todo “Day-trader” con futuro se basa en parecerse al especulador, aquel que se deja guiar por el mercado y las señales que éste le proporciona como tendencias, soportes o resistencias, conociéndose a si mismo y dejando apartadas las emociones.

Siguiendo con los tipos de” Day-trading” podemos diferenciar como he dicho anterior mente cuatro:

-“Trading” a corto plazo: el objetivo es aprovecharse de los movimientos direccionales del mercado en unos plazos que van desde 2 días hasta un par de semanas. Este tipo de trading requiere mucho tiempo y dedicación y se le suele exigir un elevado porcentaje de rentabilidad, entorno al 8%, debido a la volatilidad del mercado y lo fácil que es ser víctima de pérdidas de capital.

-“Swing trader”: este segundo tipo de” trading” baja drásticamente el período de tiempo en que se tiene una operación abierta, se intenta ir a por todos y cada uno de los movimientos que tiene el mercado. Por ello su plazo temporal va desde tan sólo una hora a algunos días, teniendo casi siempre cerradas las posiciones el fin de semana. Respecto al “Trading” a corto plazo bajan las exigencias al mercado que van desde el 1% en operaciones intradía hasta el 4% en operaciones a mas días.

-“Day-Trading”: también denominado “momentum trader”. El objetivo de este tipo de “trader” es el de aprovecharse de todos y cada uno de los movimientos que tiene el mercado, tanto a l alza como a la baja, durante la sesión. Su plazo temporal va desde minutos hasta el fin de la sesión. Una de sus máximas es la de nunca mantener una posición abierta “overnight” y mucho menos si ésta está en pérdidas, que es precisamente uno de los grandes errores que cometen los “traders” noveles.

-“Scalping”: este tipo de “trader” sería el especulador elevado a la máxima expresión posible, con unas dosis de concentración increíbles y control del estrés, su objetivo es sacarle al mercado el “tick” de la horquilla de precios y su máxima es “el tiempo es oro”, hasta el punto que jamás tiene la posición abierta mas de 10 minutos. Debe gestionar muy bien el riesgo y los stop teniendo en cuenta que una única pérdida puede lastrarle los beneficios de 5 operaciones.

Cada tipo de “trading” tiene sus propios secretos en ámbito de colocación de stops, de rentabilidades exigidas y de predisposición mental. Lo que hay que tener muy claro es qué tipo de operador es cada uno y qué tipo de “trading” le gustaría llevar a cabo, y una vez se tenga esto claro trabajar en consecuencia para llegar a tener éxito. Existen muchos tipos de “trading” que pueden adaptarse a todo tipo de perfiles como por ejemplo operadores a largo plazo que esperan una rentabilidad del 5% anual con un bajo nivel de volatilidad, otros que buscan empresas jóvenes para que una de ellas le de una rentabilidad espectacular, también otros que esperan operar en momentos concretos donde se producen eventos macroeconómicos importantes y la volatilidad se dispara, y así podría continuar hasta no parar. En este artículo he deseado mencionar solo los tipos de “trading” a muy corto plazo porque son los más arriesgados, difíciles de llevar a cabo, estresantes y bajo mi punto de vista, “divertidos”.

* La información para escribir éste artículo la he extraído del curso de Técnicas de Day-Trading y Sistemas Automáticos de la universidad EUDE impartido por el profesor Eduardo Bolinches, director de “Bolsacash.com”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *