De Tweet en Tweet y tiro porque me toca

¡Así es amigos! No todo iba a ser economía, finanzas y análisis bursátil, en Pompeunomics algunos no somos lo suficientemente buenos y tenemos que dedicarnos a hablar de como ser un buen “vendemotos” (espero no ganarme muchos enemigos con esta afirmación). Bromas a parte, procuraré daros cada semana una visión personal de todo lo referente al marketing y la mercadotecnia. Esta visión, lejos de ser la correcta,  vendrá dada por una serie de principios y aptitudes que, a lo largo de mi vida, he ido adquiriendo no sólo como profesional y estudiante de economía, sino también como persona y consumidor de este nuestro mundo. Al fin y al cabo, el marketing tiene un alto componente psicológico y no todo es asistir a clase y sacar buenas notas, para posicionarte como gurú de tal área debes empaparte de verdad, más allá de cualquier libro o manual que podáis encontrar en el Fnac.

Si hablamos de marketing podría teneros aquí hasta que vuestros ojos dijeran: ¡Basta! Pero como dice mi buena madre, nadie aguanta conmigo más de 10 minutos, así que intentaré daros un poco cada semana.

Como ritual de iniciación vamos a explorar el mundo del Social Media y sus correspondientes mayordomos, los Community Manager.

Community Manager es una palabra muy empleada hoy en día, más aún cuando el imperio de Zuckerberg  se va abriendo camino en cada rincón que disponga de una conexión a internet. Seamos sinceros, la nueva droga del siglo XXI no es ni la heroína, ni el crack ni siquiera la programación de Telecinco, no, el nuevo fármaco al que todos estamos enganchados es el “feisbuc”.

Hoy en día internet estructura el mundo tal y como lo conocemos en todos los aspectos, y si hablamos de economía y empresa obviamente ha causado un gran impacto.

Antiguamente si un consumidor adquiría cualquier producto y éste no satisfacía sus necesidades, más allá del vecino del quinto nadie se percataba de ello. Ahora mismo, si cualquiera de nosotros adquiere una impresora HP y resulta ser defectuosa en cinco segundos podemos tener a toda la red enterada de la “buena” nueva de HP. ¿Lo veis, no? Los canales de comunicación se han actualizado y la interacción entre los distintos usuarios es máxima.

Así pues, las empresas han puesto el punto de mira en ello y no dudarán ni un momento en aprovechar esta oleada de “Tweets”, “Likes” y demás argot que empleamos en estos lugares para maximizar sus beneficios y seguir consolidar su propia marca.

Para ello, hace falta alguien que se encargue de gestionar, construir, analizar y moderar  toda esa comunidad online que se mueve por la red y hacer una selección de toda la información que se considere óptima a la hora de obtener beneficios. Ahí es donde entra la figura del Community Manager. Este perfil se posiciona en todas aquellas empresas que se adelantan a utilizar las nuevas tecnologías de la información para acercase un poco más al “Santo Grial” que nos dirá ¡¿Qué demonios piensa y quiere el consumidor?!

Sin embargo, todo bebé acabo de nacer no termina por gatear muy bien, y es que muchas empresas a la hora de buscar un CM para su plantilla terminan por cometer el error de no conocer bien esta nueva profesión y cuales deben ser sus aptitudes y habilidades a la hora de aplicarla, contratando así a la persona equivocada. Voy a ser franco, el community manager no será aquella persona que se encargue de rellenar el blog de la empresa ni de darte las gracias por adquirir su producto con un “Me gusta”, así que si algún empresario está leyendo estas palabras, que se olvide de enchufar a su sobrino como gestor de comunidades sociales porque terminará por hundirle su precioso y querido barco.

Entonces, ¿Quién debe ser nuestro Community Manager? A continuación voy hacer un pequeño análisis de cuales son, desde mi punto de vista, las funciones a realizar por parte de este profesional, qué estudios debe tener y cuales deben ser sus habilidades para llevar a cabo su trabajo.

Segmentación de la información: Este es uno de sus principales objetivos, obtener una monitorización de la información relevante por parte del cliente a la hora de catalogar nuestra empresa, ya sea en las redes sociales, blogs, foros de internet, etc. Con el fin de mantener una buena imagen de la marca frente a todo tipo de acometidas y rumores que podrían perjudicar el “branding” de la empresa.

El siguiente paso a dar sería realizar un profundo análisis entorno a las variables obtenidas y encontrar el modo de neutralizar ese “ruido” no deseado informando sobre las ventajas que ofrece nuestra empresa, qué nuevas oportunidades tiene el cliente entorno a los productos que ofrece y todo aquel tipo de acciones que hagan mejorar la imagen de la compañía. Por ello se necesita a una persona que conozca bien la marca sobre la que trabaja, cuales son sus puntos fuertes (y mostrarlos), cuales son sus puntos débiles (estos mantenerlos lo más esconcidos posible) y sobretodo tener el suficiente ingenio, astucia y las habilidades de comunicación necesarias para llegar al cliente y ofrecerle lo más adecuado (tanto para él como para la empresa).

Otras funciones que debe realizar un Community Manager para garantizar la máxima afluencia en la red entorno a la marca es incentivar la participación de los navegantes en la web de ésta. Por ello, se debe generar todo tipo de contenido que invite a los usuarios a intervenir de forma activa mediante discusiones, concursos, juegos y, si se tiene el suficiente conocimiento y valentía, todo tipo de viral que haga vibrar la red de redes.

Esto ha sido una pequeña síntesis de cuales son las funciones de un Community Manager. Con ello me gustaría dar a entender que un CM no es aquel “freak” de las redes sociales que dedica gran parte de su tiempo a colgar fotos en “Facebook”, o aquella persona que se encarga de escribir el blog de la empresa, pese a que deba utilizar, comprender y aplicar las nuevas tecnologías o tener un mínimo de expresión escrita. No, el CM en mi opinión no deja de ser un producto manager actualizado al “Social Media”.

¿Mamá, mamá! ¿Entonces qué tengo que estudiar para ser un Community Manager? Realmente no hay una carrera que te prepare explicitamente para ello, aunque sí que se pueden encontrar masters, postgrados y cursillos que te proporcionan las bases teóricas necesarias para ejercer esta profesión. Debemos hablar de cuales son las habilidades necesarias, y éstas no dejan de ser las anteriormente “mencionadas”: Capacidad de análisis, capacidad de gestión , conocimiento de la marca, entender la web 2.0, habilidades comunicativas, fuerte carisma en la red, tratamiento del usuario, sentido común, cierta intuición empresarial y muy importante, saber lidiar con los “trolls”.

Como veis, estamos hablando de un figura muy polivalente, pero que sin embargo debe tener muy claro una serie de conocimientos entorno al marketing. Carreras como ADE, Economía, Marketing y Publicidad podrían proporcionarnos estas habilidades que acabo de nombrar.

Espero que con esta entrada os haya quedado un poco más claro que “espinacas” tenéis que comer todos aquellos que queráis dirigir vuestra carrera profesional al nuevo marketing online.

Podríamos seguir hablando de cual sería el perfil profesional idóneo para ejercer como CM, pero Pompeunomics me daría una buena colleja por acaparar todo el espacio, ¿Qué os parece si lo dejamos para la próxima semana?

0 thoughts on “De Tweet en Tweet y tiro porque me toca

  1. Definitivamente, me encanta!! Muy bien escrito, entretenido y aunque no parezca una ciencia difícil a simple vista, es de las cosas más difíciles que existe, convencer, influenciar o persuadir a alguien.
    No es el mundo en el que me quiera dedicar, pero es una de mis pasiones, la tecnología, y siendo más concretos, el mundo instantáneo y accesible de twitter. Muy buena sección la tuya, enhorabuena!

  2. Sencillamente me ha encantado! Si te soy sincero, tenía mis dudillas sobre el tema que habías elegido pero veo que eran infundadas y se deben a mi brutal desconocimiento en la materia. Me ha parecido muy interesante y espero el próximo con ansia! 😛 Además, bien redactado! 😉

  3. Gracias a todos!
    Sí, realmente el Marketing a simple vista parece algo sencillo (yo pensaba como Àlex o Mikel) en el sentido cualitativo de la palabra (cuantitativamente tiene un alto nivel estadístico y demás) pero no deja de ser un área muuuuuy extensa. Abarca tal infinidad de campos desde la psicología, sociología, estadística… Y si hablamos de neuromarketing podemos tirarnos aquí hasta las tantas.
    Sin embargo se debe de ser una persona muy inteligente y astuta, con gran capacidad empática y saber como se mueven las tendencias para terminar por dominar ese campo.
    No olvidemos que, en mi opinión, empresas como Apple son lo que son por el gran Marketing que hay detrás.

  4. Genial el post Guille me as dejado con ganas de saber mas y de leer el proximo! Muy entretenido y claro xro.. a que te refieres con lidiar con los “trolls”

  5. Cierto, me olvidé de explicar el término.
    Te explico Alex. Troll en el argot propio de internet se refiere a esa persona que unicamente publica en aras de provocar intencionadamente a usuarios, lectores, moderadores… Suelen emplear muchos métodos, desde los más burdos e infantiles como el insulto hasta los más sutiles intentando desviar la discusión de la temática principal, creando invenciones, etc. Sus objetivos son destructivos, neutralizar la discusión, la web, el foro o lo que sea provocando a los usuarios.
    Un CM debe saber bien como lidiar con ellos, ya que pueden desestabilizar el espacio web.
    De hecho, hay un “meme” muy extendido entorno a este pintoresco personajillo, dice tal que así: Don’t feed the troll (no le des de comer al troll), lo que quiere decir que a palabras necias, oídos sordos. Es una buena táctica, pasar de ellos, aunque hay algunos que persisten y debes tomar otro tipo de repesalias.

    Adjunto imagen: http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRGfTNbkbJs2DUWlcfF_3hQql8FhzP3tdElQy3h0PNmwpfUrrHqkWwIEq4PZw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *