China, los commodities y la crisis económica

Como se publicó en un artículo anterior titulado Las mariposas decidirán si de “party is over” los países emergentes podrían ser claves para el crecimiento a corto y medio plazo a pesar de la rebaja en las expectativas de crecimiento. Pues bien, parece que esta tendencia se acrecienta debido a la persistencia de la crisis económica a nivel europeo, americano, el menor crecimiento chino y la caída en el precio de los commodities.

Pero vayamos por partes. Como bien sabemos todos en 2007 Europa y Estados Unidos se sumían en una crisis económica espectacular (la mayor desde 1929) debido al estallido de la famosa burbuja inmobiliaria.

Siete años después parece por fin que EE.UU. está recuperándose, aunque débilmente, de la Gran Recesión según los analistas internacionales. Por otro lado el Viejo Continente está mucho peor dado que lo que empezó como una crisis financiera terminó desbordándose en la crisis del Euro con importantes tensiones en los mercados de deuda de Grecia, España, Portugal, etc.

Esta situación de crecimiento anémico en ambos lados del Atlántico ha empezado a pasar factura más allá de nuestras fronteras para afectar a China la cual ha visto caer sus exportaciones en ambas economías afectando el crecimiento del PIB.

Llegados a este punto podemos analizar la relación inicial entre USA, Europa, China y la caída en el precio de los commodities y sus consecuencias en los países emergentes y BRIC.

Como el gigante asiático crecía a unas tasas vertiginosas superiores al 8% (demandaba grandes cantidades de materias primas como petróleo, carbón, cobre…) esto produjo un alza continuada de los precios generando un círculo virtuoso en los países que se beneficiaban de estas relaciones comerciales ya que vieron crecer sus economías a tasas elevadas permitiendo una reducción de la pobreza, aumentos en el IDH y un aislamiento de las crisis que han afectado a Occidente. Además de aumentar su demanda interna con lo que Europa, Estados Unidos y Japón, con importantes lazos comerciales, se han beneficiado. Entre estos se cuentan Australia, Perú, Venezuela, Chile, Brasil y Sudáfrica entre otros.

Ahora que China está viendo crecer su economía a tasas menores, de un 10% ha pasado a un 7% en poco más de un año. Aunque este crecimiento es importantísimo, su disminución ha provocado que caiga la demanda de materias primas y, en consecuencia, su precio obligando al FMI a rebajar sus previsiones de crecimiento económico para estos países los que puede poner en riesgo la incipiente recuperación en EE.UU. y Europa, según apunta en su reciente World Economic Outlook del mes de octubre.

Y es que a pesar de que europeos y americanos fuimos los que mayormente disfrutamos de la fiesta al final todos acaban pagando los platos rotos. Esto debería servir de lección para que los gobiernos e instituciones económicas eviten que esta se descontrole y no esperar a que termine para limpiar. Así evitaríamos no molestar a nuestros vecinos y evitar auto entorpecernos en nuestra recuperación.

(evolución en del precio de los commodities)

Gabriel Bracons Font, estudiante de económicas en la UPF y colaborador de Pompeunomics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *