Alemania y su historia

Los bandos durante la WW1

Vaya por delante que no soy historiador, intentaré mantener el máximo rigor y me he estado documentando para ello.

Cuando uno está en un país desconocido, lo primero que debe hacer para no sentirse tan ajeno es entender a la gente del lugar. Eso que parece fácil, te puede llevar meses e incluso años. Un enfoque que puede resultar útil es intentar conectar la realidad con su pasado. Durante la escolarización estudiamos la primera guerra mundial, las consecuencias, la segunda guerra y todo lo que supuso…

¿Pero realmente acabamos de entender y ponernos en la piel de lo que ha vivido el viejo continente en los últimos 100 años? Creo que nos limitamos a memorizar el eje cronológico sin pensar en más detalles.

Podría remontarme más atrás de 1914 (no, técnicamente no puedo, no tengo tanto conocimiento para redactar un artículo medianamente verídico) pero considero que la primera guerra mundial (WW1) es un buen punto de inicio para empezar lo que os quiero contar (seguramente ya lo sabréis, de lo contrario espero que os sirva de algo).

Como podemos ver en la imagen, hubieron dos bandos principales y casualmente Alemania siempre está en contra de la mayoría restante. No entraré en detalles pero duró entre 1914 y 1918, Alemania técnicamente no perdió. La guerra se acabó por desgaste, estancamiento pero ni la Triple Entente (UK, Rusia y Francia) ni el binomio alemán-austrohúngaro pudo derrocar al otro. La moraleja viene a continuación, la Triple Entente trató a Alemania como la culpable y le impuso unas condiciones de compensación desorbitadas. Con esto se buscaba evitar que Alemania fuese capaz de resurgir de sus cenizas para futuros ataques (vaya visionarios…).

Alemania se vio sumida en la pobreza no sólo por lo que se destrozó, sino por tener mermada su capacidad de reacción y reconstrucción. En una crisis tan grave se recuerda todavía la hiperinflacción que sufrió el país en 1923 con la típica imagen de los niños jugando con los bloques de billetes. La situación es tan extrema en esas condiciones que los salarios se deben pagar al día ya que pierden valor al día siguiente, las amas de casa quemaban billetes en lugar de carbón y acabó derivando en la implantación informal del trueque como escudo inflacionista. Aquí está una de las claves del pasado para entender el papel de Alemania en esta crisis. No quieren volver a caer en inflación (vale, quizás exageran algo) y han aprendido la lección de cómo la política monetaria es fundamental para mantener la estabilidad y la prosperidad. En los últimos 30 años lo han demostrado con una divisa fuerte y fiable como fue el marco alemán, que por cierto si preguntas por la calle la gente le tiene más cariño que a cualquier cosa.

Sigamos que me voy por las ramas, en un clima tan convulso con pobreza, humillación extranjera, orgullo herido, etc. aparece un joven austriaco llamado Adolf Hitler. Hitler supo entender lo que el pueblo “necesitaba”, recuperar la ilusión, volver a crecer económicamente, restaurar el orgullo alemán… Como curiosidad, antes de ser Führer, Hitler estuvo en la cárcel por promover sus ideas que al principio fueron censuradas (sobretodo la culpa ciega contra los judíos). Tras ganar las elecciones, Hitler empezó a cristalizar sus deseos y el Tercer Reich milenario empezó a moverse.

Les dejo un documental, hay muchísimos en Internet. Lo que me parece singular de esta dictadura, fue el apoyo de la población, quiero decir que fue todo un país al servicio de la causa. Seguro que habían disidentes o gente no conforme, no sería justo tratar a todo el pueblo alemán así, pero la población en mayor o menor medida siguió ordenes como reportar a judíos o compañías que actualmente son lideres en sus sectores colaborando con el régimen.

Todos sabemos cómo acabó la megalómana idea de Hitler y cómo la WW2 (1939-1945) cambió el rumbo de nuestro continente. Os quiero dejar una serie de 4 documentales que consisten en cómo reconstruyeron un país con alemanes en el país de los nazis. La transición a la democracia en la zona occidental (la zona comunista come aparte) es una de las cosas que más preocupan ya que era muy fácil tener a conversos de boquilla ostentando puestos relevantes en las nuevas administraciones.

Bien, nos encontramos tras la guerra con tres países (UK, Francia y USA) con sus zonas alemanas integradas en un nuevo motor europeo, aprendiendo la lección sobre las consecuencias de maltratar al perdedor como pasó en la WW1 y por otro lado, la URSS. pasando cuentas de tiempos pretéritos. Les tenían ganas, y muchas.

Pensemos por un momento en los ciudadanos del área roja del mapa alemán. Esta gente encadenó desde 1914 hasta 1945 la desgracia alemana. Tras ese periodo, tuvieron que soportar una dictadura extranjera comunista que les hizo convertir su identidad, su economía y hasta su historia. Y todo esto hasta la caída del telón de acero (1989). Les dejo un documental sobre la Stasi, la polícia secreta de la RDA que resume cómo se vivía durante esa época.

Entiendo que en un texto tan breve me dejo matices que tanto critico al principio en la etapa escolar pero espero que con los documentales haya quedado más claro mi punto. No hay que olvidar que Alemania sigue afrontando los costes de reconstrucción, de unificación (el este recibe una gran cantidad de subsidios desde la occidental) y además Alemania ha seguido ofreciendo asistencia a otros países europeos durante la crisis. Para acabar me gustaría recomendar una última serie llamada “Unsere Mütter, unsere Väter”, les dejo el trailer y espero que les sirva para ilustrar la vida en la Alemania nazi durante la guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *